2018/02/03

Pensionar el ataúd, de Daniel González.

Daniel González, @dangonzalez0504 en Twitter, es uno de los jóvenes analistas más sólidos y aguerridos en Colombia. Se esté o no en desacuerdo con lo que plantea y planteará sobre muchos asuntos, toca y tocará leerlo. 
Para fortuna del movimiento anti abuso de las administradoras pensionales, ahí coincidimos. Aquí reproduzco una columna que había publicado primero en http://www.periodismosinfronteras.org/pensionar-el-ataud.html . 

Pensionar el ataúd

En Colombia ha hecho carrera la idea que la gente y especialmente los jubilados están viviendo muchos años mas hoy que hace unas décadas debido a mejoras en medicina y el sistema de salud colombiano. Es común encontrar afirmaciones como las siguientes:

De Alberto Carrasquilla (Ministro de Hacienda 2003-2007):
Y ¿qué haría con el déficit pensional?Es algo que hay que dividir. Por un lado está el que ya tenemos y que nadie va a ser capaz de recortar. Por el otro, la meta de cómo hacer para asegurar que la gente que entra al mercado laboral tenga pensión y correspondencia entre lo que aporta y lo que va a recibir más adelante.
El tema crítico es la edad de jubilación.
Si la esperanza de vida al nacer se amplía, hay que tener una correspondencia. Suena cruel, pero si duro vivo mucho tiempo, después de mi jubilación la plata que voy a requerir del sistema es más que si vivo menos tiempo. (http://www.portafolio.co/economia/finanzas/reforma-tributaria-hay-pantalones-carrasquilla-112442)  
 Y de Sergio Clavijo (actual presidente de ANIF):
El director de Anif argumentó que “si en general la población está viviendo más, nos toca trabajar más tiempo. El grueso en América Latina se pensiona a los 65 y en Estados Unidos a los 67 años, en Colombia a los 62 y además dejamos pasar 20 años para subir la edad de pensión”.
A esto se suma que mientras en la mayoría del mundo las pensiones equivalen al 50% del salario generado históricamente por cada cotizante, en Colombia dicha proporción aumenta a entre el 65% y 70%.
Sergio Clavijo agregó que, de aplicarse la reforma pensional que su entidad propone, los colombianos a los que les faltan máximo 10 años para pensionarse recibirán los beneficios actuales. Pero para quienes faltan más de 15 años, recibirán una menor pensión y tendrán que trabajar cinco años más (http://www.dinero.com/economia/articulo/anif-propone-aumentar-la-edad-de-pension/252284
El aumento en la esperanza de vida al nacer es utilizado repetidamente como justificación para aumentar la edad de jubilación de las personas, lo que equivale a reducirle el número de años que cada jubilado va a cobrar pensión. Este fue el argumento utilizado para aumentar la edad mínima de jubilación en hombres de 57 a los 62 años actuales. Sin embargo este es un argumento espurio, para los cálculos pensionales lo relevante es la esperanza de vida de las personas mayores, las  que se pensionan, no la de los recién nacidos; veamos la evolución de  la esperanza de vida para las personas mayores, aquellas entre 65-69 años según las tablas de mortalidad publicadas por el DANE en 2009 usando los datos de los censos desde 1985 hasta el de 2005. 
Para 1985,

y para 2005,


La esperanza de vida de los hombres entre 65-69 años era de 14.72 años en 1985 y se incrementó ligeramente a 16.03 años en 2005, un cambio pequeño, de aproximadamente 15 meses/1.3 años en la esperanza de vida. En el caso de las mujeres el aumento en la esperanza de vida también fue muy modesto en estas décadas, pasó de 16.9 años en 1985 a 18.09 en 2005, un aumento cercano a un año.

En conclusión el aumento en la esperanza de vida de los ciudadanos mayores ha sido muy, muy modesto en estas últimas décadas y es deshonesto tratar de utilizarlo como justificación para reformas pensionales que pretenden incrementar la edad de jubilación a 65, 67 o 70 años, reducir el valor de las mesadas pensionales, o eliminar el régimen de prima media.